El lugar más sorprendente de México, las Cuevas de Naica

Querrás ir a este lugar, te sentirás la persona con más suerte del mundo al descubrir las Cuevas de Naica, en México.

Al norte de México, y al sureste de la ciudad de Chihuahua nos encontramos con las Cuevas de Naica, un paraíso bajo tierra que no te puedes perder en tu viaje al continenente Americano. Dentro de este asombroso panorama, encontramos cuatro cuevas, que tienes que descubrir y contar a todos tus amigos y familiares cuando vengas de ese viaje. La cueva de las espadas, es una de ellas, descubierta hace 100 años nos presenta una vista llena de cristales que se asemejan a espadas de hasta dos metros de largo. La cueva de las velas, la más grande de las cuatro y única en el mundo, está formada por miles de cristales finos como si de escarcha se tratara, que desafortunadamente corren el riesgo de desvanecerse debido al enfriamiento de sus paredes. La tercera cueva que te va a encantar es la Cueva del Ojo de la Reina, descubierta en el año 2000 por los hermanos Delgado, la cual brilla como un diamante al contacto con la luz. Por último, la Cueva de los Cristales te dejará con la boca abierta, es la más grandiosa y espectacular de todas, uno de los descubrimientos geológicos más espléndidos del mundo repleta de cristales de Selenita de tamaños nunca vistos, que van de los seis metros hasta los once. Eso sí, la temperatura es muy alta, ronda  los 45º-50º C a una humedad entre el 90% y 100%, por lo que un ser humano no puede estar más de dos horas en ella.

Los cristales han ido creciendo de manera muy lenta durante un millón de años. El experto del CSIC Juan Manuel García Ruiz, califica de estas cuevas como “una catedral de cristales” o un escenario sacado de una película de ciencia ficción como “Supermán”. Fue uno de los primeros en tener acceso a la cueva y en el año 2011 descubrió el secreto que hace crecer a este paisaje cristalino. Gracias a un microscopio diseñado con la Universidad de Sendai de Japón, descubrieron que los cristales crecen a un ritmo que equivale a lo que aumenta el grosor de un cabello cada 100 años. También afirma, que al seguir trabajando en las minas de Naica -ricas en plata, plomo y zinc- y al no haber agua, los cristales dejan de crecer, pero confía que cuando ya no se trabaje en ella, vuelva a entrar el agua en las cuevas, y la naturaleza haga su propio trabajo para que los cristales sigan creciendo.
¿Queréis conocer más a cerca de este bello paisaje? Aprovecha las vacaciones de Navidad, coge un avion Delta Airlines y vuela a la Ciudad de Chihuaha, para sentirte más cerca de uno de los lugares más bellos de México. No te arrepentirás. Y si antes de hacer las maletas te apetece conocer un poco más sobre ellas, puedes ver la película “El misterio de los Cristales Gigantes” dirigida por Javier Trueba, o ver este pequeño vídeo que te muestro a continuación.
No lo dudes más y ¡Viaja por el mundo!. 

noemelia


CONTENIDO EXCLUSIVO, RECIBE LA REVISTA GRATIS EN TU BUZÓN, Y MUCHAS SORPRESAS MÁS.
1Comentarios
  • Dianne Tho
    Escrito a las 20:24h, 12 diciembre Responder

    qué pasada de sitio, es increíble!
    por cierto guapa, tengo sorteo en el blog 🙂 diannetho.blogspot.com.es

Escribe un comentario