Un hotel de lujo fuera de lo común
Consolación
Processed with VSCO with hb1 preset

REDACCIÓN POR


Noelia Jiménez

Situado en el bello paisaje de la comarca de Matarraña podemos encontrar Consolación, un lugar mágico en medio de la naturaleza que nos transporta a un sueño. ¿lo descubres con nosotros?

 

No es un hotel con encanto, tampoco es un hotel rural, es mucho más que eso, Consolación es un hotel del lujo fuera de lo común. Ubicado en Monroyo, provincia de Teruel y a 857 metros por encima del nivel del mar, en uno de los parajes más sorprendentes de la zona , el lugar perfecto donde se ha construido uno de los hoteles más originales y asombrosos de la comarca. Consolación abierto en el año 2009, es un hotel bastante singular, donde la naturaleza y la tradición se une con la modernidad.

 

Al  llegar, lo primero que nos encontramos fue la Ermita de Monroyo, una ermita del s. XVI que mantiene todo su esplendor y que puedes visitar durante tu estancia. Aunque no es un espacio del hotel, recomendamos entrar y parar unos minutos a observarla. Mientras esperamos en recepción (la antigua vivienda de un ermitaño) a que nos hicieran el check in, nos adentramos en la biblioteca del hotel, una sala muy acogedora con chimenea con una colección de libros muy originales y artísticos. Como amante de la lectura que soy esta zona me pareció realmente imprescindible y una preciosidad. Además de esta sala, el hotel cuenta con un Lobby-bar, una sala de juegos y una sala de estar con unos sillones muy modernos y cómodos para poder descansar.

Consolación abierto en el año 2009, es un hotel bastante singular, donde la naturaleza y la tradición se une con la modernidad.

Consolación consta de doce habitaciones, dos de ellas se encuentran en el primer piso de la antigua vivienda del ermitaño, y las diez restantes son kube.

Al  llegar, lo primero que nos encontramos fue la Ermita de Monroyo, una ermita del s. XVI que mantiene todo su esplendor y que puedes visitar durante tu estancia. Aunque no es un espacio del hotel, recomendamos entrar y parar unos minutos a observarla. Mientras esperamos en recepción (la antigua vivienda de un ermitaño) a que nos hicieran el check in, nos adentramos en la biblioteca del hotel, una sala muy acogedora con chimenea con una colección de libros muy originales y artísticos. Como amante de la lectura que soy esta zona me pareció realmente imprescindible y una preciosidad. Además de esta sala, el hotel cuenta con un Lobby-bar, una sala de juegos y una sala de estar con unos sillones muy modernos y cómodos para poder descansar.

Después de hacer el check in venía la mejor parte, descubrir las habitaciones. Para acceder a ellas tuvimos que cruzar el maravilloso espacio exterior lleno de naturaleza en estado puro a través de unos senderos. Por fin llegamos a nuestra habitación kube, la número 8, una habitación diferente, y muy curiosa. Consolación consta de doce habitaciones, dos de ellas se encuentran en el primer piso de la antigua vivienda del ermitaño, y las diez restantes son kube, una especie de cubos individuales, construidos por Camprubí i Santacana Arquitectes en inspiración de la obra de Craig Ellwood, en plena montaña sobre un acantilado . ¿No os parece sorprendente? Nuestra habitación kube era perfecta, con 36m2, una chimenea, una bañera escavada en el suelo de pizarra negra, una decoración minimal con muebles daneses importados de Berlín y lo mejor, poder disfrutar de su enorme ventanal y de las maravillosas puestas de sol.

Cuando el sol se puso no dudamos en encender la chimenea, y en darnos un baño de espuma en la bañera, el relax nos inundó y disfrutamos como nunca de la calma de este increíble lugar. Pasadas las nueve de la noche nuestro paladar tenía que ser el protagonista, así que decidimos cenar en el restaurante del hotel. Situado en un antiguo cobertizo, con una pared de cristal, vigas de madera y paredes de piedra tenía que ser una experiencia inolvidable. Y vaya que si lo fue. Con una cocina con productos de la comarca de Matarraña pudimos disfrutar de un menú exquisito. Mi elección fue, de primero, Huevo de campo a baja temperatura con espárragos y crema de setas, de segundo, pollo de corral especiado con remolacha y yogur y de postre, Mousse de chocolate cuajado con yogur y avellanas. ¡una delicia!

 

A la mañana siguiente , después de un despertar mágico, y muy diferente a lo que estamos acostumbrados, (los estores de las habitaciones no son opacos para que puedas ver el paisaje nada más abrir los ojos) , nos esperaba el desayuno buffet. Un desayuno con productos sabrosos, maquina de café Nespresso, y zumo de naranja natural. Ya con el estomago lleno decidimos seguir descubriendo este maravilloso enclave. Las zonas exteriores con piscina para disfrutarla en verano, son una de las cosas más llamativas del hotel, romero, tomillo y otras hierbas y árboles nos acompañan durante todo el camino.

 

 

Además, el hotel cuenta con una gran variedad de actividades muy apetitosas para realizar durante todo el año. Destacamos su gran fideuá que cocinan en lunes de Pascua, las catas de vino que organizan, las excursiones para coger setas o el senderismo, las rutas fotográficas donde aprendemos a retratar la naturaleza, paseos en bici o incluso barranquismo y escalada. Como ves, no hay tiempo para aburrirse.

Si visitas Consolación no puedes dejarte rinconcitos escondidos como un sofá en medio del monte

Si visitas Consolación no puedes dejarte rinconcitos escondidos como un sofá en medio del monte desde donde puedes realizar las fotografías más bellas de las habitaciones kube o tumbarte en las diferentes zonas de descanso alrededor del hotel.

 

Sin duda una experiencia única que te recomendamos visitar durante todo el año, resumiendo, un hotel de lujo poco convencional ubicado en una de las zonas más bellas de toda España. ¿Te lo vas a perder?

noemelia


CONTENIDO EXCLUSIVO, RECIBE LA REVISTA GRATIS EN TU BUZÓN, Y MUCHAS SORPRESAS MÁS.