¿Bronceado de invierno? Claro que sí, atrévete con el bronzer

bronzer

 

Muchas veces reservamos el uso del bronzer sólo para el verano ignorando que, precisamente, este cosmético está pensado para usarlo cuando nuestra piel es más clara, entre otras muchas aplicaciones. Pero ¡cuidado! esto no significa que la función principal del bronzer sea dar color, no caigas en el error de usarlo como un polvo compacto o como sustituto del maquillaje.

Si quieres hacer un uso adecuado de uno de los afeites más queridos por las mujeres sigue estos sencillos trucos y saca a pasear tu bronzer también a bajas temperaturas.

El maquillador profesional Tim Quinn, que ha trabajado con Giorgio Armani, comenta que la clave para evitar parches o excesos es asegurarnos de que rostro, cuello y escote hagan match, o lo que es lo mismo, estén a niveles de color similares.

¿Cuáles son las zonas de tu cara que primero se broncean? Pues es aquí donde debes aplicar bronzer para conseguir un aspecto natural. Normalmente el nacimiento del cabello,  los pómulos, la barbilla y el puente de la nariz son las zonas que primero toca el sol. Para conseguir un aspecto aún más discreto opta por tonos mate, sin shimmer, como máximo dos tonos más oscuros que el color de tu piel. Para aplicarlo tus mejores aliadas son las brochas de pelo suelto y gorditas: coge producto y retira el exceso dando unos golpes a la brocha sobre la mano y aplica con movimientos suaves de izquierda a derecha.

Un secreto que siempre funciona es utilizar el mismo bronzer como colorete, sombra y contorno. Usa un labial en un tono nude y un polvo nacarado en las mejillas, la parte interior del ojo y el arco de cupido. Aplica rimmel y si lo deseas un delineado suave o difuminado en algún tono marrón oscuro. Esto creará una armonía de color en tu rostro que hará que parezcas bronceada, además de conseguir un maquillaje favorecedor y natural.

Atrévete y no tengas miedo de usar tu bronzer también en invierno

noemelia


CONTENIDO EXCLUSIVO, RECIBE LA REVISTA GRATIS EN TU BUZÓN, Y MUCHAS SORPRESAS MÁS.
Ningún comentario

Escribe un comentario