5 consejos para volver al trabajo más positiva

Samantha SNY

 

El verano está llegando a su fin, los días se hacen más cortos y la rutina ya está aquí. Todas sentimos esa nostalgia post-vacacional, porque no hay que llamarlo depresión, hay que llamarlo nostalgia y no darle más importancia.

En NOEmeLIA sabemos que la vuelta al cole de los adultos siempre es complicada, por eso, te traemos estos consejos que harán que la llegada del otoño se nos haga más llevadera.

  1. Nuevos propósitos

¿Quién dijo que los nuevos propósitos  solo se hacen en año nuevo? Proponerse nuevas metas siempre motiva y despierta nuestra inquietud. Ahora es el momento de comenzar aquellos proyectos que han rondado por tu cabeza durante las vacaciones.

Siéntate frente a una libreta y apunta tus nuevos planes: redecorar tu cuarto, aprender nuevas recetas, abrir un blog, perder peso, tomarse en serio el hacer ejercicio… ¿Ya los tienes? Ahora hazte con una agenda inspiradora y organiza la forma en la que vas a conseguir tus nuevas metas. Si algunas páginas se te quedan en blanco puedes aprovecharlas para escribir fases motivadoras y pegar fotos que te inspiren.

  1. Aprovechar el tiempo libre

Es cierto que cuando comienza nuestra rutina nos queda menos tiempo libre y por eso hay que aprovecharlo al máximo. Durante la semana puedes ir pensando lo que te apetece hacer en el finde: ir al cine, visitar el pueblo de al lado, organizar una cena en casa con los amigos, ir a un restaurante nuevo, preparar una cena exótica en casa con tu pareja… Gastar nuestro tiempo libre en cosas que queremos hacer hace que volvamos al lunes con las pilas cargadas y de mejor humor. Por cierto, no olvides aprovechar el domingo para dormir unas cuantas horas de más.

  1. Socialízate

Muchas veces, cuando nos sentimos tristes no tenemos ganas de hablar con nadie y nos volvemos algo antisociales. Un remedio súper efectivo contra esto es escuchar. Quizás tú no tengas nada que decir pero tu compañero de al lado está deseando contarte divertidas anécdotas de sus vacaciones.

Comunicarse con los demás nos ayuda a desahogarnos y a darnos cuenta de que no estamos solos frente a problemas  como la nostalgia post-vacacional. Además, compartir lo que nos inquieta o entristece hace que el trago sea más llevadero.Las personas de nuestro alrededor nos sirven de mucha ayuda para evadirnos de nosotros mismos prestando atención a su coloquio. Haz un esfuerzo y comparte el descanso para el café con tus compañeros de trabajo.

  1. Sigue haciendo las cosas que hacías en verano

La mayoría de las actividades que hacemos en verano podemos adaptarlas también al invierno. Nadar en una piscina cubierta, tomar el sol en la terracita de un bar o en tu balcón con un buen libro y una taza de café, ir a la playa algún fin de semana soleado… Piénsalo, seguro que se te ocurren mil formas de amoldar tus planes más veraniegos.

  1. Sé positiva

Actualmente tener trabajo es sinónimo de tener suerte. Además, piensa que si no trabajaras en invierno no disfrutarías tanto en el verano, el  esfuerzo que realices trabajando es directamente proporcional al regocijo en tus vacaciones por eso, cuanto más trabajes más disfrutarás.

Quédate con las cosas buenas de la próxima estación: la nueva ropa de temporada, el regreso de nuestras series favoritas, las noches de sábado en casa con un buen bol de palomitas y una película entretenida, el regreso de alguna comida favorita… Y a tí ¿qué es lo que más te gusta del frío?

4bc4a5d3370cfddc0660ebbaf3d1e237

 

Y recuerda, pensar en el presente te hace más feliz que recordar el pasado o planear el futuro. Disfruta este momento, estés donde estés y sea cual sea la situación en la que te encuentres y mira la vida con una sonrisa.

http://burgundymode.blogspot.com.es/

noemelia


CONTENIDO EXCLUSIVO, RECIBE LA REVISTA GRATIS EN TU BUZÓN, Y MUCHAS SORPRESAS MÁS.
Ningún comentario

Escribe un comentario